11/10/12

Horus

Dios Egipcio


Dentro de la mitología egipcia, Horus representaría la divinidad más antigua de las existentes en el Antiguo Egipto, formando parte de la Tríada Osiríaca, conformada por sus padres Osiris e Isis.
Se considera el Dios de los Vivos y, sobre todo, se identifica con el Rey siendo su Protector.

Suele ser representado con cabeza de Halcón, así como por un simple ojo. Además, aparece con la doble corona en representación de ser dueño y señor de ambas tierras: el Alto y el Bajo Egipto.



A su vez se puede identificar con su origen solar, como "Señor del Cielo", pero aparecería como hijo de Hathor (quien está íntimamente relacionada con Isis) debido a una conexión con la entidad creadora y se habla de sus ojos como el Sol y la Luna. Más adelante, los sacerdotes de Heliópolis, decidieron otorgar a Ra el Sol, por lo que el Ojo de Horus sería la Luna.


En ocasiones podemos encontrarlo con su apariencia de hombre o niño (sobre todo "Horus el Niño"), con un cuerpo y/o cabeza humana o de ave, pero portando sobre ella el disco solar (Horajty), así como la doble corona que ya citamos.

No obstante, todo apunta a relacionarlo con un origen osiriano: Hijo de Isis y Osiris, nacido tras la muerte de éste. Así como a la relación con el Rey, tal y como se comentaba anteriormente.

Generalmente dentro de las especulaciones mitológicas, como suelen haber dualidades en muchísimos aspectos, es un tanto complicado relacionarlos de forma segura en un lugar u otro. Es por ello que podemos encontrar a este dios albergando dos deidades diferentes, así como su procedencia.

Horus protector del Faraón Nectanebo II
Dentro de sus múltiples apariciones en diferentes formas, una muy curiosa es la representación de un sol con alas de halcón. Era una forma que servía como símbolo de protección, y solía disponerse sobre las puertas y otras salas de los interiores de los templos.


Es representado en varias etapas de su vida pero, lo más característico, es en su mayoría de edad, época en que llevó a cabo su Venganza en nombre de su padre. Si queréis recordar lo que le ocurrió a Osiris, tenéis el enlace al comienzo de la entrada.

Horus se enfrentó a Seth para recuperar el trono de su padre. Éste, desde el Más Allá, fue enseñándole todo lo que debía aprender en su infancia para derrotarlo y así vengar su muerte.
Una vez lo consideró preparado, bastante pronto para su sorpresa, lo instó para reunir un ejército y así poder combatir las fuerzas de su tío.

Seth, transformándose en un animal para no ser reconocido, dañó a Horus en los ojos (de ahí que, otra de las versiones, hable de la pérdida del "sol" y sólo quedase la "luna", la cual entregó a su padre cuando le devolvieron a la vida).
Se sucedieron numerosas batallas, siendo la más importante la de Edfú, donde se encuentra un gran templo que conmemora el acontecimiento. Fue allí donde consiguió vencerlo.

Siéntase alegre, aquel que habita en Edfú!
 ¡Horus el gran dios, el señor del cielo, ha matado al enemigo de su padre!
 ¡Tome la carne de los vencidos, beba la sangre del hipopótamo rojo, queme sus huesos con fuego! 
Córtese en pedazos, ¡que los trozos sean dados a los gatos y los desperdicios a los reptiles! 
¡Gloria a Horus, el poderoso, el valiente, el único hijo de Osiris! Horus de Edfú, Horus el vengador!"


Otro aspecto interesante dentro de la mitología de este dios es lo referente a la momificación
Si recordáis que os hablé de ello en otras entradas sobre mitos egipcios, se tenía por costumbre realizar diversos rituales debido a su creencia en el Más Allá. Debían realizarlos para poder tener una segunda vida.

Si no recordáis el ritual de la apertura de la boca, lo referente al "ka" y al "ba", podéis pinchar aquí.

Para que esa segunda existencia fuera posible, también había que asegurar el mantenimiento eterno del cuerpo, y esto se hacía a través de la momificación. 
Por regla general, aunque varía según la época, se sacaba primero el cerebro por los orificios de la nariz; después se abría el abdomen y se quitaban los intestinos y las vísceras (a veces por el ano) y se colocaban en unos vasos llamados canopes o canópicos. Éstos representan los cuatro hijos de Horus pues, como éste era el protector del rey, se consideraba que ellos velarían por una parte del cuerpo:

- Pulmones: Hapi (cabeza de mono).
- Estómago: Duamutef (cabeza de chacal).
- Hígado: Amset (cabeza humana).
- Intestinos: Quebsenuf (cabeza de gavilán).

También se extraía el corazón y, en su lugar, se colocaba un escarabeo de piedra (los típicos escarabajos egipcios, que son símbolos protectores). A continuación, se salaba durante más de un mes y, para terminar, dejaban secar durante 70 días. 
El cuerpo se rellenaba con arena, masilla, resina, serrín o lino, y se le añadían materias aromáticas. Para acabar, lo envolvían en vendas de lino y paños y se colocaba el cadáver en el féretro (o varios).

Después de este aspecto que puede resultar más desagradable, os dejaré algunas ilustraciones que me han encantado sobre éste dios que, junto con Anubis, siempre han sido de mis favoritos. 
Espero que os haya gustado, nos leeremos nuevamente. ¡Hasta la próxima!





8 comentarios:

  1. Me encanta el ojo de Horus, estuve a punto de tatuármelo pero al final decidí q no.
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me encanta y siempre quise tatuármelo, sigo sin descartar la opción jejeje.
      Muchos besos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, Pedro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me ha encantado la entrada. Lo cierto es que no sé mucho sobre mitología egipcia, pero siempre me ha impresionado con sus dioses y con su adoración a los gatos.

    ¡Un beso preciosa, gracias por la entrada!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, bonita.
      Realmente a mí es que me fascina la mitología en general, y la egipcia tiene demasiado encanto como para no perderme entre sus historias. ^^

      Gracias por tus palabras linda. Un besazo enorme!

      Eliminar
  4. mmmmmmmm que hambre con la receta de las momias, lo mismo me animo y me preparo una para algún banquete XD

    Por Dios, que asco me ha entrado de imaginarme sacando los sesos por la nariz y las tripas por el culo XD

    Junto a Anubis? y Neftis? No te mola?

    Las ilustraciones son pocas pero buenísimas, a destacar dos, la primera por el nivel de detalle y la última a nivel personal es la que más me gusta, me encanta ese estilo "comic" con el que está echa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, es un poco repugnante, pero bastante curioso. Siempre me fascinó el tema de las momias. Recuerdo que, cuando estuve en Terra Mítica, disfruté muchísimo de aquello y me compré un libro sobre Egipto. Me empapé de mucho de su cultura, quedando bien grabado el tema del embalsamamiento y demás. Además, uno de mis sueños era ser arqueóloga...pero claro, hay que tener verdadera vocación, no sólo soñar con descubrir tumbas y momias xDDD

      Sí, claro que me gusta Neftis. Pero estaba hablando de los dioses. Horus y Anubis siempre han sido los que más me han gustado. Y Neftis es, de ellas, mis favoritas, creo que junto a Isis.

      Totalmente de acuerdo contigo en cuanto a las ilustraciones. Tanto la primera, que es fascinante, como la última, pero también me gusta mucho la penúltima. ^^

      Gracias por pasarte bonito, espero que te haya gustado.

      Eliminar

Anímate a comentar, compartir impresiones, dudas o sugerencias.
Únicamente espero que haya respeto, tanto por el administrador del blog como por el resto de usuarios.

No se admitirán insultos, ni nada por el estilo. Los comentarios ofensivos serán borrados automáticamente.

Absténganse de comentar los que muestran no haber leído la entrada, no tengan nada de añadir y/o decir, ni aquellos que únicamente pretendan dar publicidad a su blog.

Contesto TODOS los comentarios, en cuanto tengo tiempo.

¡Gracias y un cordial saludo!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...